Se ha copiado la url

Alto en Sodio: ¿Qué significa este octógono y por qué es tan dañino para el corazón y riñón?

El nutricionista Antonio Castillo, del Instituto Nacional de Salud absuelve algunas dudas sobre este tema.

Martes 16 de Julio, 2019
Loading...
Alto en Sodio: ¿Qué significa este octógono y por qué es tan dañino para el corazón y riñón?
(Foto: Difusión)
1 de 3

Si bien el sodio es un mineral esencial para el funcionamiento de nuestro organismo, ya que controla el equilibrio de los líquidos del cuerpo, aumenta la función muscular y causa otros beneficios, debemos consumirlo con moderación.

Según la Organización de la Salud (OMS), se debe consumir menos de 5 gramos al día.

El exceso o carencia de este mineral pueden producir efectos adversos en la salud, ya que incrementan el riesgo de todas las causas de mortalidad, hipertensión arterial y problemas cardiovasculares.

Una de las preocupaciones más grandes de las autoridades de salud de Perú es la alta incidencia de casos de hipertensión arterial y daño a los riñones, y esto, se sabe, se debe al excesivo consumo de sodio (sal) en nuestros alimentos.

“El exceso de sal en lo que comemos puede causarnos serios problemas de salud, pues nos hace retener líquidos. Esto genera mecanismos intracelulares que hacen que el sistema renal falle y también perjudica al corazón”, explicó a la Agencia Andina el nutricionista Antonio Castillo, del Instituto Nacional de Salud (INS).

Por su lado, la sal o sodio en exceso condiciona los cuadros de presión arterial alta haciendo que la persona se convierta en “una bomba de tiempo”.

En los últimos días se ha visto colocado en los productos procesados la advertencia “Alto en sodio”, disposición que advierten si los productos procesados son altos en azúcar, sodio, grasas saturadas o grasas trans, como lo establece el Manual de Advertencias Publicitarias de la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, Ley 30021.

En el caso de alimentos sólidos, estos llevarán el octógono de alto el sodio si superan 800 mg./ 100 g. En bebidas, mayor o igual a 100 mg./ 100 ml. Si quieres conocer más sobre este tema ingresa aquí.

Para evitar problemas de salud, lo mejor es evitar el consumo de productos altos en sodio y volver a los alimentos naturales no industrializados, recomendó el especialista.

Asimismo, aconsejo dejar las gaseosas, ya que además de estar cargadas de azúcar, igualmente contienen sodio para exacerbar el sabor de esas bebidas. Por otro lado, la especialista alertó a los consumidores sobre la ingesta de los productos denominados light, porque estos pueden no tener azúcar, pero sí altas concentraciones de sodio.

Por su parte, la exdecana del Colegio de Nutricionistas del Perú Saby Mauricio sostuvo , en una entrevista a la Agencia Andina, que el origen de las enfermedades renales y cardiovasculares es la presión arterial alta, que se pueden evitar ingiriendo menos sal.

“Debemos cuidarnos y construir un Perú saludable. La intención del etiquetado es cambiar estas señales porque el indicador de sobrepeso y obesidad es la punta del iceberg de lo que está pasando. Queremos que todos sean saludables”, aseveró la nutricionista.

Y además de desencadenar hipertensión y problemas cardiovasculares, el exceso de sodio puede provocar:

Problemas gástricos: un excesivo consumo de sodio en la dieta se ha asociado a mayor incidencia de gastritis y de úlceras de estómago, así como también, un alto contenido de sodio en la alimentación se ha visto con más frecuencia en quienes tienen cáncer de estómago.

Problemas óseos: el exceso de sodio incrementa la excreción urinaria de calcio, por lo tanto, su consumo en exceso a largo plazo se ha vinculado a mayor incidencia de osteoporosis.

Problemas renales: una sobrecarga de sodio en el organismo genera un esfuerzo extra para el riñón quien debe eliminar desechos y reabsorber así como excretar sodio, por lo tanto, un excesivo consumo de sodio en el tiempo puede afectar los riñones.

Problemas estéticos: dado su efecto sobre la retención de líquidos, el excesivo consumo de sodio dificulta la circulación sanguínea y puede propiciar el desarrollo de problemas estéticos, tales como mayor incidencia de edemas, de várices y arañitas así como de ojeras y celulitis.

Añade tu comentario