Se ha copiado la url

BeegGOns: el sensor creado por los alumnos de la UNI para medir la contaminación desde el celular

El proyecto piloto iniciará en Jesús María y será el primer paso para convertir a Lima en una ciudad inteligente.

Martes 16 de Abril, 2019
Loading...
BeegGOns: el sensor creado por los alumnos de la UNI para medir la contaminación desde el celular
(Foto: Difusión)
1 de 3

Docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) serán los artífices para convertir a Lima en una ciudad inteligente, al instalar la próxima semana en Jesús María diez módulos con sensores que miden el nivel de contaminación ambiental en tiempo real y desde el celular.

Este proyecto, que cuenta con el financiamiento de Innóvate Perú y fue trabajado en los laboratorios del Centro de Tecnologías de Información y Comunicaciones CTIC-UNI, permitirá que mediante una app las personas pueden decidir en qué parque paseas con sus familia o mascotas, mientras que un runner sabrá escoger la ruta con aire más puro.

En tanto este invento podrá brindarle las herramientas a la municipalidad para conocer con precisión qué actividades le generan más contaminación y dónde, a fin de fiscalizarlas.

Para hacer realidad esta tecnología, le tomó al grupo de estudiantes de Ciencias de la Computación, Ingeniería Física e Ingeniería de Telecomunicaciones más de un año. Ellos estuvieron bajo el liderazgo del profesor Manuel Castillo-Cara, un español que enseña desde hace ocho años en la UNI.

“El proyecto ha sido denominado BeeGOns! (abejitas que vuelan) y la idea es convertir a Lima en una smart city a través del despliegue descentralizado de los sensores que, en este caso, captan la contaminación ambiental, pero que también podrían usarse incluso como cámaras de seguridad”, refirió el docente a la Agencia Andina.

La próxima semana se iniciará la primera etapa, en la cual se instalarán diez módulos en diferentes puntos de Jesús María, como la propia sede municipal, la avenida Cuba y la clínica peruano-japonesa. El objetivo es hacer un mapa de contaminación, tal como lo tienen las grandes ciudades del mundo, a fin de que los ciudadanos y las autoridades sepan qué respiran y tomen decisiones basadas en datos exactos.

En la segunda etapa se pondrá en funcionamiento la plataforma TIC de la municipalidad de Jesús María y en la tercera fase entrará en vigencia la aplicación móvil (app), mediante la cual el vecino recibirá la información del nivel de contaminación en tiempo real.

“Se trata de equipos construidos totalmente por estudiantes de la UNI, gracias a Innóvate Perú. Aquí se llevan a cabo muchos proyectos para solucionar la vida de la gente que podrían tomarlos municipios o instituciones nacionales; pero muchas veces estos buscan al sector privado, con costos enormes, y no se toma en cuenta lo que hace con mucho brillo la universidad pública”, añadió el experto.

Con este invento, la comuna distrital sabrá con exactitud qué zonas presentan mayor contaminación y de qué tipo, lo que le permitirá no solo tomar medidas a favor de los vecinos, sino clausurar alguna actividad contaminante.

Los sensores tienen capacidad para medir la humedad, temperatura, velocidad y dirección del viento, presión, ozono, dióxido de nitrógeno, monóxido y dióxido de carbono, entre otros parámetros.

En el 2014 y 2016, Lima fue considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la más contaminada de Latinoamérica. En la zona norte, por ejemplo, hay alta concentración de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono y ozono superficial, las cuales están relacionadas con problemas de salud como: alergias como el asma, males coronarios y hasta enfermedades oculares.

Sobre el proyecto, Michael Vera, egresado de Ingeniería Física y ahora estudiante de Telecomunicaciones de la UNI, explicó que él y otros compañeros diseñaron las placas electrónicas y ensamblaron los módulos que “registran básicamente gases contaminantes”. Cada sensor tiene un panel solar que le suministra energía automáticamente, por lo que no necesitan ni pilas ni cables eléctricos.

“Los datos que se recogen van a una base y se envían al internet y uno podrá verlo en una aplicación móvil”, apuntó.

Por su parte, Giovanny Mondragón, estudiante de Ciencias de la Computación, otro integrante del equipo, detalló que cada módulo cuenta con cuatro sensores. Cuando se instalen los diez módulos, estos se comunicarán a través de una red de frecuencia distinta al internet llegando a abarcar más de un kilómetro.

“Los módulos se comunican entre sí hasta que llegan a un Raspberrypi, donde se hace un primer filtro de la información; luego todo ello va a la nube donde se hace otro análisis para detectar alarmas. Entre la tecnología aplicada aquí están la red de sensores, impresión 3D, computación en la nube y computación en la niebla”, detalló.

Quienes estén interesados en contactar a la universidad para la transferencia tecnológica pueden hacerlo a través del correo genriquezl@uni.edu.pe.

Fuente: Agencia Andina

Añade tu comentario