Se ha copiado la url

Conoce los beneficios de integrar frutos secos en tu dieta diaria

Su consumo moderado ayuda a prevenir una serie de enfermedades cardiovasculares.

Jueves 11 de Abril, 2019
Loading...
Conoce los beneficios de integrar frutos secos en tu dieta diaria
(Foto: iStock)
1 de 3

Los frutos secos poseen un bajo contenido de agua y alto en hidratos de carbono complejos, proteínas, fibra insoluble y grasa de la familia de los omega 3 y omega 6. Y se clasifican, según el predominio del almidón o la grasa, en amiláceos (castaña) o en oleaginosos (almendra, nuez, avellana, pistacho…).

Según señaló Elena Aguilar, doctora en Nutrición del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Madrid (Codinma), a ABC, prevalecen los ácidos grasos monoinsaturados, especialmente el ácido oleico. Tienen vitaminas del grupo B (ácido fólico), vitamina E, potasio, calcio, magnesio y sustancias fitoquímicas con efectos beneficiosos para la salud.

Entre los beneficios del consumo de fruto secos la experta afirma que ha quedado suficientemente probada la relación de su consumo con la prevención de enfermedades cardiovasculares como cardiopatía coronaria, diabetes mellitus, resistencia a la insulina, hiperinsulinemia, hipertensión o hipercolesterolemia.

«Esto podría deberse al papel que juegan en la regulación de los procesos inflamatorios y de estrés oxidativo, así como sobre la función de endotelio», detalla Aguilar.

Su alto contenido en fibra confiere a los frutos secos una gran capacidad saciante y esto que hace que se recomienden en las dietas de pérdida de peso.

sobre su consumo, la guía “Pequeños cambios para comer mejor”, publicada por la Agencia de Salud Pública de Cataluña y coordinada por Gemma Salvador y Maria Manera, recomienda que para aumentar el consumo de frutos secos en el día a día se debe: incluir siempre frutos secos en la lista de la compra, lleva siempre en el bolso una pequeña fiambrera o saquito con frutos secos, guárdalos en un lugar de la cocina que sea visible y de fácil acceso, compra o prepara cremas de frutos secos 100% (de avellanas, cacahuetes, almendras…) para untar.

En cuanto a los momentos del día la guía propone diferentes opciones en función del momento del día. Así, en el desayuno recoge ideas como mezclarlos en un bol con fruta, picados en una tostada con aguacate o en forma de crema con frutos secos 100% untados en una rebajada de pan. En el almuerzo o la cena, como aderezo de ensalada o a media mañana o en la merienda como refrigerio.

Además, citan preparaciones culinarias originales como crema de coliflor brócoli y almendra, paté de lentejas y nueces, guisantes al ajo frito con avellanas, tallarines de espárragos verdes y nueces con salsa de fresones, romesco y pesto.

Además de hablar de sus beneficios, es importante aclarar, tal como señala Elena Aguilar, que los frutos secos poseen un carácter potencialmente alergénico y que los sujetos alérgicos a ellos lo suelen ser de manera crónica.

Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta es que para que resulten aún más saludables la clave es que los elijas sin sal ni azúcar y los consumas crudos o ligeramente tostados, pues su valor calórico total dependerá del tratamiento culinario que se le haya dado (si se fríen o se le añaden azúcares este valor será mucho mayor).

Fuente: ABC

Añade tu comentario