Se ha copiado la url

Sangrecita de pollo: uno de los mejores aliados para combatir la anemia

En cien gramos de este alimento podemos obtener 29.5 miligramos de hierro

Jueves 18 de Julio, 2019
Loading...
Sangrecita de pollo: uno de los mejores aliados para combatir la anemia
(Foto: Internet)
1 de 3

La sangrecita de pollo es un alimento conocido por su alto valor nutritivo y proteico, el cual por su alta cantidad de hierro es considerado uno de los mejores aliados para combatir la anemia. Según los nutricionistas, este debe ser de 2 a tres veces a la semana, para aprovechar al máximo sus propiedades alimenticias.

En cien gramos de sangrecita podemos obtener 29.5 miligramos de hierro, casi el doble del requerimiento diario para una persona (la carne roja aporta menos de 4 mg). Las necesidades de hierro a partir del año de edad van desde los 7 mg hasta los 18 mg en la mujer adulta.

Composición nutricional de la sangrecita de pollo

Este alimento además nos ofrece 15 gramos de proteínas de alta calidad por cada cien gramos de alimento, la carne de res o pollo en promedio aportan 18 gramo y no aporta grasas, por lo cual es bajo en calorías, aproximadamente 65 por cada 100 gramos, de manera que es ideal para personas con problemas de colesterol.

Debido a su componente nutricional, este alimento puede reemplazar el consumo de carnes rojas y de ave, sin embargo no es recomendable que esta sea la única fuente de proteínas de origen animal a lo largo de la semana.

Asimismo, otra de las bondades de este alimento es que ayuda al buen desarrollo celular y brindan al cuerpo defensas contra distintas enfermedades.

Al ser este un alimento que tiene hierro hemínico, no necesita vitamina C o cítricos para una mejor absorción. Lo que sí se recomienda es no consumirla acompañada de leche pues, en algunos casos, puede causar hinchazón o pesadez estomacal, señalan algunos especialistas.

Este alimento es apto para todas las edades, puede incluirse en la dieta del bebe, incluso desde sus primeras papillas a los 6 meses. También es muy recomendado para niños, adolescentes, gestantes, lactantes y adulto mayores.

Por su versatilidad puede ser preparado como como tortilla, keke, mazamorras, saltado de verduras y el clásico pan con sangrecita. A continuación te mostraremos tres opciones para incluirlo en tu dieta diaria.

Añade tu comentario